sábado, 7 de enero de 2017

Diseñando la mejor piscina para mí

Parece una tarea sencilla: visualizamos el patio de nuestro hogar, pensamos en qué piscina nos gustaría tener para refrescarnos durante el verano, ¡y listo! Sin embargo, diseñar la piscina correcta puede ser una tarea mucho más difícil de lo que parece. Por eso, en este artículo hablaremos acerca de qué debemos tener en cuenta a la hora de diseñar nuestra piscina ideal.

¿Qué debo saber para conseguir la piscina perfecta?

En realidad, diseñar una buena piscina no es una tarea que cuente con una lista de normas y reglas a seguir, que nos garanticen los mejores resultados. Se trata de visualizar correctamente el espacio con que contamos y los deseos que tengamos sobre el nuevo proyecto: la piscina.

Optimizar el espacio

El primer consejo que podríamos dar, es el de aprovechar y optimizar al máximo los espacios exteriores del hogar. Si bien es cierto que podemos elegir un diseño de piscina y colocarlo, es importante – a largo plazo – que este no desentone ni perjudique la utilización del resto del terreno.

Una de las formas de piscinas más elegidas por las personas que cuentan con espacios exteriores un tanto reducidos (pero que últimamente ha sido también muy elegida en los casos de ambientes amplios), es la forma en L. Podríamos decir que este tipo de forma se adapta perfectamente a casi cualquier tipo de fondo exterior.

Por otro lado, es importante que, a la hora de colocar una piscina, ésta quede integrada dentro de su entorno. Esto se debe, esencialmente, a que si ello no ocurre, es posible que al tiempo nos aburramos que la piscina desentone y eso nos descontente.

Tener en cuenta la permanencia y durabilidad

La permanencia es otro de los factores fundamentales a analizar a la hora de elegir una piscina. Muchas veces, las personas se mudan temporalmente – o por plazos no demasiado extendidos de tiempo – a una casa y, si bien desean tener una piscina durante su estancia allí, no les resulta conveniente colocar piscinas empotradas. Generalmente, en estos casos, tienden a utilizarse piscinas altas, que resultan mucho más fáciles y rápidas de colocar, como así también menos invasivas para el entorno.

Por el contrario, en los casos en los que se proyecte o visualice una estancia más prolongada, es posible que acabe resultando conveniente una piscina permanente. Por lo general, las piscinas que son catalogadas como permanentes o semi – permanentes, son aquellas que cuentan con una estructura integrada. Es importante tener en cuenta que la colocación de una piscina de este tipo requiere de una gran planificación y una serie de permisos para la construcción.

En lo que respecta a costos económicos, las piscinas altas tienden a ser mucho más asequibles que las de estructura integrada. Esto se debe, además, a que las primeras no requieren necesariamente de la ayuda de un diseñador particular para su instalación, sino que pueden ser instaladas por los mismos dueños del hogar. A su vez, otra de las ventajas de este tipo de piscina tiene que ver con su mayor capacidad de almacenamiento. Sin embargo – y como mencionábamos con anterioridad – las piscinas que son de estructura integrada son las que cuentan con una mayor perdurabilidad, al tiempo que pueden acabar representando una buena inversión, en una sola vez, para personas cuyos proyectos de vida se encuentren asentados en el sitio de instalación.

¡Cuidado con el mantenimiento!

Sean de estructura integrada o altas, todas las piscinas requieren de adecuados niveles de cuidados y mantenimiento. Las condiciones en que se encuentre el agua que yace en su interior deben ser analizadas diariamente, de modo de que su utilización no genere perjuicio alguno. Por ello, mantener una estricta rutina de limpieza es fundamental para poder disfrutar con tranquilidad de la piscina.

¿Piscina empotrada o piscina elevada?

Esta puede ser, en definitiva, una de las preguntas más difíciles de responder al momento de diseñar o elegir la mejor piscina para cada caso.

Piscinas empotradas

Una de las ventajas de las piscinas empotradas, tiene que ver con su alta capacidad de integración al paisaje del ambiente. Al mismo tiempo, por lo general, tienden a contar con tamaños un tanto mayores a las piscinas en alturas, lo que permite mantener la opción de obtener de la piscina, también, un espacio de recreación.

Debido a su estructura fija e integrada, la colocación de una piscina fija debe ser correctamente supervisada, estudiando, además, las condiciones del suelo de inserción, de modo de garantizar que su instalación no pueda ser perjudicial para el entorno. Tenes que tener en cuenta que el costo de una piscina de este estilo es elevado e implica el uso de grandes máquinas cómo grúas y retroexcavadoras, cuyos alquileres son costosos y necesitan mano de obra calificada.

Si bien las piscinas empotradas son de las más elegidas, es importante recordar que su mantenimiento tiende a requerir mucho más trabajo que el de una piscina elevada.

Piscinas elevadas

Si bien resultan mucho más visibles cuando son colocadas en el espacio exterior, las piscinas elevadas brindan una solución un tanto más flexible para las personas que deciden optar por una piscina temporal.

Por lo general, las piscinas elevadas tienden a generar un impacto mucho menor en el medio ambiente y no se requiere de permisos o controles específicos al momento de efectuar su instalación.

Diseñar la mejor piscina para cada caso en particular puede representar una tarea sumamente ardua y difícil. Sin embargo, teniendo en cuenta y analizando los factores mencionados con anterioridad, seguro lograrás descubrir cuál es el tipo ideal de piscina para vos, para tu familia, para tu vida y tu futuro.

Y vos, ¿ya tenés la piscina de tus sueños?

Cómo decorar un departamento tipo estudio?

Muchas veces, tener un departamento de tipo estudio puede llegar a representar una gran ventaja en muchos aspectos diferentes, entre ellos, los gastos. Sin embargo, el desafío se presenta cuando intentamos decorar ese departamento para lograr que se parezca lo más posible al hogar de nuestros sueños.

En este artículo hablaremos acerca de cómo decorar un departamento tipo estudio, para que éste se parezca a nuestro cálido y soñado hogar.

Ideas para decorar un departamento tipo estudio

A continuación, te daremos algunas buenas ideas a tener en cuenta a la hora de convertir a tu pequeño departamento en un hogar que invite a todos a sentirse a gusto en su interior.

Comprar en múltiplos

Generalmente, los departamentos tipo estudio tienden a ser ideales, especialmente para las personas que viven solas y para los estudiantes. Por ello, otro de los desafíos a tener en cuenta en estos casos, es el que tiene que ver con los precios.

Una gran idea para reducir costos y lograr cosas asombrosas en el espacio, es la de comprar los objetos de a pares. Es muy frecuente encontrar ofertas o hallazgos de bajo costo si se compra de a más de un objeto a la vez. Además, contar con dos floreros, dos lámparas, dos portavelas, entre otros objetos, hace que la decoración cuente con un tono intencional y personalizado.

Una excelente manera de aprovechar el espacio y optimizar la compra de a pares, tiene que ver con colocar un par de espejos de suelo a dos lados de la habitación principal. Eso hará que el espacio reflejado se vea mucho más amplio y, además, con un gran sentido del estilo.

Los mobiliarios también son objetos que pueden comprarse de a pares y que nunca están de más en un departamento, sin importar el tamaño que éste tenga. Para resolver eso, se pueden conseguir muebles pequeños, de apares, que puedan ser combinados y colocados a lo largo del espacio para optimizar el mismo. Incluso, colocando una fila de pequeños armarios a lo largo de una habitación, eso te permitirá contar con un amplio espacio para apoyar objetos y, además, brindará al lugar una idea de continuidad y mayor longevidad.

Menos en mobiliario, más en cama

A veces, cuando contamos con espacios que resultan sumamente pequeños, requerimos de resaltar un lugar que nos sirva como punto focal del mismo. Podría decirse que, uno de los mejores puntos focales que puede tenerse en un departamento tipo estudio, es la cama. Sin embargo, aquí se pone en juego nuevamente la cuestión de los precios.

Una excelente manera de ahorrar dinero para crear la mejor cama focal y, al mismo tiempo, optimizar al máximo el espacio, es ahorrando un poco más en mobiliario. Para ello, en lo que respecta a mobiliario de dormitorio, pueden ser grandes ideas las mesitas de luz auxiliares, o aquellas formadas a partir de pequeños estantes (lo cual nos permitiría, además, colocar cosas debajo). A su vez, contar con una cama que pueda brindarnos espacio o algún tipo de mobiliario por debajo de ella, puede ayudarnos a guardar cosas que no se usan frecuentemente, sin tener que recurrir a la compra de nuevos muebles.

Arte para embellecer, arte para espaciar

La cuestión de los puntos focales es fundamental cuando se trata de decorar un espacio pequeño. Una buena manera de lograr esto, es colocando algunas obras de arte de gran tamaño sobre las paredes, de modo de poder concentrar la atención en ellas. Al mismo tiempo, esto es muy útil cuando nos encontramos alquilando y no se nos permite pintar las paredes.

Más iluminación, más espacio

A veces, cuando se trata de espacios tan pequeños, nos resulta sumamente difícil darnos cuenta de las mejores maneras de iluminarlos. Una buena manera de tener la luz suficiente en los lugares que queremos o necesitamos, es utilizando luces con embraces de clip. Estas, nos permite añadir luz exactamente en los lugares específicos en que queremos. Las mismas, pueden ser utilizadas como luces de noche, en la cama, en la mesita de luz, o para iluminar otros espacios, como, por ejemplo, colocándolas arriba de un mueble, de una biblioteca, de una repisa, entre otros tantos espacios. No nos olvidemos de la importancia de las cortinas al momento de dejar pasar, filtrar o bloquear la luz natural. Ventux te ofrece la reinvención de las cortinas tradicionales.

Decile ¡hola! A las alfombras

Si bien es cierto que, cuando estamos en espacios pequeños, la superficie utilizable del suelo lo es aún más, colocar alguna pequeña alfombra en algún sitio, ya sea debajo de un mueble o una mesa, o por encima de una silla o sillón, puede ayudarnos a darle un toque hogareño a nuestro departamento tipo estudio que también puede ser uno de tantos alquileres temporarios.

Canastas y más canastas

Las canastas son elementos fundamentales cuando nos encontramos frente al problema de dónde colocar todos nuestros objetos de valor en un departamento tan pequeño. En estos casos, la organización es de gran importancia y no hay elemento más organizativo que la canasta.

Para utilizarlas de la mejor manera, lo que podés hacer es colocar canastas por debajo (o por encima) de todos los mobiliarios que cuenten con un espacio que, de otro modo, sería inutilizable. Así, podés organizar tus objetos de valor en canastas por encima de la heladera, por debajo del armario o de la cama, y en otros tantos espacios.

Los consejos mencionados con anterioridad pueden ser de gran ayuda a la hora de convertir un pequeño departamento de tipo estudio, en un verdadero y acogedor hogar. Es momento de que los pongas en práctica y experimentes la belleza y la calidez de tu nueva casa.